comandante

Ser TUM SOS, no es un trabajo ni un hobby, es un estilo de vida.

Es una forma de ser, de pensar, de actuar y de ver la vida. Ser SOS, se lleva en la sangre, una sangre que es verde y no roja, que muy pocos somos los afortunados que escuchamos ese llamado y tenemos la oportunidad de convertirlo en realidad.

Con años de trabajo, esfuerzo y dedicación, estamos respondiendo al encargo social al que nos hemos comprometido, a continuar con el legado que nuestro primer comandante, MIGUEL ANGEL TENA SALIM nos ha conferido y que dignamente continuamos, el ser una institución noble, formada por hombres y mujeres de bien, dispuestos a servir a la Patria con honor y en cualquier circunstancia.

Así ha crecido y se ha desarrollado nuestra fuerza en el país. Donde cada día que pasa es mayor la organización, mayor la disciplina, mayores los conocimientos, superior la experiencia.

Más que una escuela de técnicos en urgencias médicas, somos una escuela de vida, somos de un lugar donde el viento se calma al llegar, donde nadie es mejor ni peor, sino igual.

El personal de nuestra institución, está siendo formado con los más altos estándares de calidad y de calidez en la atención de un lesionado, que la ausencia en casa, será difícil durante las guardias o en escuela, sin embargo, estarán sirviendo a nuestra nación, estarán practicando la expresión máxima del amor, que es arriesgar la vida por un desconocido.

A las nuevas generaciones, constituyen un selecto grupo de jóvenes que han tomado una decisión muy importante, probablemente fundamental en sus vidas, que es el ingreso a nuestra institución, al mismo tiempo, es el inicio de un proceso de formación que culminará con la obtención de una excelente capacitación, conocimientos, compañerismo y madurez en todos los aspectos. Otro rasgo tiene que ver con el perfil ético y moral. Donde los valores, el bien común y la construcción de una mejor sociedad son parte de nuestra esencia.

A los cadetes, durante sus meses de prácticas, deben tener presente que durante este tiempo conocerán la delgada línea entre la vida y la muerte, donde aprenderán que la satisfacción de salvar una vida es inigualable.
Asuman este compromiso con honor y lealtad inquebrantables.

A los TUM´s. No cabe duda que son ejemplo de disciplina, de entrega, de lealtad y de perseverancia. Los exhorto a que cumplan con toda cabalidad su misión de defender la vida, que continúen capacitándose y que sigan llenando de prestigio y buenas acciones a la institución.

Les pido ser cada día mejores personas, a través de la responsabilidad con sus estudios, con los problemas sociales que afectan a los más necesitados de nuestro país, con su dedicación, esfuerzo, humanismo y entrega.

Quiero destacar la gran unión y fraternidad que existe, donde hombro con hombro, hemos logrado importantes resultados, desde tener ambulancias de primer nivel y equipo médico de vanguardia, porque estar en SOS no se limita solamente en cubrir una urgencia médica, sino también nos fomenta a buscar nuestra superación como estudiantes, como trabajadores, en nuestra comunidad, en la familia y en nuestra persona.

Nuestra ayuda va más allá; nos compromete a ser mejores, a ser personas de excelencia, íntegros, a tratar a los demás como seres humanos, a no mentir jamás, a ser nobles en nuestros sentimientos y en nuestras acciones, dignos de confianza y limpios en nuestra misión, a conducirnos con propiedad en nuestros actos y palabras, a ser respetuosos de la imagen que representamos, para de esta forma llegar a ser los hijos que dios y la patria necesitan.

Un abrazo solidario
COMANDANTE GENERAL: TUM III. DR. ALBERTO VILLAVERDE MONEZ.
COMANDANTE GENERAL SOS